Puedes hacer tu pedido por teléfono: 910 601 638

Trustpilot 4.6/5.0

Iniciar sesión

Migrañas oculares: Cuáles son las causas de la migraña retiniana y su tratamiento

Ocular migraine

Destellos repentinos de luz, visión parpadeante o puntos negros. ¿Has sentido alguna vez este tipo de síntomas? Entonces podrías tener migrañas oculares.

Pero¿qué es una migraña ocular y en qué se diferencia de una migraña normal? ¿Cuál es su grado de peligrosidad y cómo se pueden prevenir nuevos ataques?

Los expertos de Lentiamo estarán encantados de explicarte los antecedentes y las opciones de tratamiento.

¿Cuáles son los diferentes tipos de migrañas?

Todos conocemos las migrañas. Suelen estar asociadas a fuertes dolores de cabeza que pueden durar horas.

A menudo, ciertos síntomas señalan una migraña antes de que se produzca. Esto se denomina aura migrañosa. Algunos de estos síntomas del aura son muy similares a los de una migraña ocular. Por ejemplo, mucha gente que tiene migrañas tiene alteraciones visuales antes de tener un fuerte dolor de cabeza.

Una migraña ocular es muy diferente de una migraña con aura. En la mayoría de los casos, la migraña ocular dura solo unos minutos y se limita a los síntomas en el ojo, normalmente sin dolor de cabeza. Por ello, la migraña ocular también se denomina migraña oftálmica.

Un subtipo de migraña ocular es la migraña retiniana. Este tipo de migraña afecta a la retina y se reconoce porque se produce en un único ojo.

¿Puedo usar mis gafas o lentes de contacto si tengo una migraña ocular?

Puedes usar lentes de contacto si tienes una migraña ocular. Sin embargo, trata de no forzar los ojos durante un ataque y procura darles un poco de descanso. Por supuesto, también puedes usar tus gafas cuando tengas una migraña ocular.

Si te sientes mejor al usar gotas para los ojos, también puedes usarlas sin problemas durante una migraña ocular.

¿Qué causa las migrañas oculares?

Las causas exactas de las migrañas oculares aún no se conocen del todo. Sin embargo, se sospecha que existe un trastorno circulatorio en el ojo y espasmos de los vasos sanguíneos de la retina. Como consecuencia, importantes zonas del ojo responsables de la visión dejan de recibir un suministro suficiente de sangre y oxígeno.

También se sospecha que la debilidad nerviosa puede provocar migrañas oculares. Las vías nerviosas se alteran y, por tanto, la visión se ve afectada.

Las migrañas oculares también pueden estar influenciadas por factores genéticos y a menudo se desencadenan por estímulos, o los llamados desencadenantes.

¿Qué desencadena las migrañas oculares?

Como se ha mencionado anteriormente, las migrañas suelen estar provocadas por estímulos. Por lo tanto, conviene llegar al fondo de la causa. Algunos de estos desencadenantes pueden ser:

  • Falta de sueño
  • Estrés
  • Consumo de alcohol
  • Cambios hormonales
  • Luz muy fuerte y brillante
  • Cambios en el clima
  • Fragancias fuertes, como el perfume
Descubrir la causa de la migraña puede llevar mucho tiempo, pero merece la pena. Si puedes evitar el desencadenante, podrás prevenir nuevas migrañas.

¿Cuáles son los síntomas de las migrañas oculares?

Los síntomas de las migrañas oculares son distintos de los de otras migrañas. En las migrañas oculares, los síntomas son principalmente visuales. Los dolores de cabeza y los mareos leves sólo se producen en raras ocasiones. Los síntomas típicos de una migraña ocular son:

  • Destellos de luz.
  • Parpadeo.
  • Puntos brillantes.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Limitaciones del campo visual.

El parpadeo también puede percibirse cuando los ojos están cerrados, ya que es de origen nervioso.

En una migraña ocular, los síntomas se producen en ambos ojos. Si sólo nota los síntomas en un lado, entonces podría tratarse de una migraña ocular retiniana. En el caso de la migraña retiniana, se produce una pérdida del campo visual. Dependiendo de la gravedad de la alteración del flujo sanguíneo, puede incluso producirse una ceguera temporal. Los dolores de cabeza leves suelen ser un efecto secundario.

Presta atención a las luces intermitentes. Los destellos de luz también pueden ser síntomas de otras enfermedades oculares. En algunos casos, es necesario actuar rápidamente cuando se notan los destellos de luz, como en el caso de un desprendimiento de retina. Por lo tanto, en el caso de una migraña ocular, es aconsejable consultar a un oftalmólogo para descartar otras enfermedades.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para las migrañas oculares?

Los parpadeos o destellos en los ojos pueden ser preocupantes. Es fácil preguntarse si se trata de algo tan grave como un derrame cerebral o un desprendimiento de retina.

En el caso de las migrañas de la retina, las preocupaciones son fundadas, ya que existe un pequeño riesgo de daño secundario en la retina.

Si es la primera vez que experimientas migraña ocular, es aconsejable acudir a un oftalmólogo para asegurarse de que realmente es "solo" una migraña ocular y no otra enfermedad. El médico lo hará observando el fondo del ojo con una lámpara de hendidura para determinar su salud.

¿Qué puedo hacer en casa para tratar las migrañas oculares?

Si tienes migrañas oculares, te aconsejamos que descanses y, a ser posible, que te quedes en una habitación a oscuras. Tómate un tiempo y relájate hasta que los síntomas hayan remitido.

Los paños o compresas refrescantes sobre los ojos también pueden ayudar a aliviar los síntomas más rápidamente.

Además, intenta encontrar el desencadenante mencionado de la migraña ocular para prevenir nuevos ataques.

¿Qué tienen de malo las migrañas durante el embarazo?

No es raro que el primer ataque de migraña o aura migrañosa se produzca durante el embarazo. Los síntomas suelen incluir zigzags visuales brillantes que emanan de un pequeño punto luminoso. Luego vuelven a desaparecer y no son motivo de preocupación.

Durante el embarazo pueden producirse otras alteraciones visuales. Lo primero que debes hacer es acudir a tu obstetra o a tu médico si esto ocurre. Entre el 2% y el 5 % de las mujeres embarazadas experimientan algún tipo de problema relacionado con la vista. Durante las alteraciones visuales, la presión arterial de la futura madre puede aumentar peligrosamente, por lo que es muy importante consultar al médico. Además de los trastornos visuales, la cara también puede hincharse. Por lo tanto, en este momento hay que tener más precaución que en el caso de un ataque "normal".


 

¿Quiere saber más sobre enfermedades como el glaucoma? Lee la guía Lentiamo sobre enfermedades oculares.