Puedes hacer tu pedido por teléfono: 910 601 638

Trustpilot 4.6/5.0

Iniciar sesión

Ojos rojos: Lista de causas comunes y remedios

Red eyes

¿Son los ojos rojos motivo de preocupación?

Todo el mundo ha experimentado ojos rojos en algún momento de su vida. Pueden ser inofensivos y permanecer temporalmente. Sin embargo, a veces los ojos rojos son un signo de una afección ocular más grave. En cualquier caso, debes revisar sus ojos con regularidad y consultar a tu oftalmólogo si tiene dolor u otros síntomas que acompañan a los ojos rojos.

Antes de que se conviertan en un problema, los ópticos de Lentiamo estarán encantados de explicar las causas y las opciones de tratamiento de los ojos rojos.

¿Cómo se desarrollan los ojos rojos?

En un ojo sano, la conjuntiva y la esclerótica del ojo tienen un aspecto blanquecino. En un ojo irritado o sobrecargado, los vasos sanguíneos se dilatan para proporcionar un mejor flujo de sangre al ojo. Este es un mecanismo de protección natural del ojo y es lo que hace que se ponga rojo. ojo aparezca rojizo.

Red eyes vs. clear eyes

A veces ya sabes porque tus ojos están rojos. Por ejemplo, si has usado tus lentes de contacto más de lo habitual, puedes notar que tus ojos se enrojecen, pero volverán rápidamente a la normalidad una vez que te las hayas quitado. Esto no debería provocar que tus ojos esten rojos siempre. Es importante encontrar la causa y saber cómo tratarlo.

Causas de los ojos rojos

Los ojos rojos pueden tener una gran variedad de causas. Pueden aparecer de vez en cuando o ser crónicos. Si se desconoce la causa, los ojos seguirán esforzándose innecesariamente. Pueden verse afectados ambos ojos o sólo uno.

Estas son algunas de las causas de los ojos rojos:

  • Falta de sueño.
  • Aire seco (por ejemplo, debido a los sistemas de aire acondicionado).
  • Alta exposición a los rayos UV debido a la luz solar extrema en la playa o en la montaña.
  • Ruptura de los vasos sanguíneos que puede producirse por un estornudo fuerte o un ataque de tos.
  • Lesión conjuntival o conjuntivitis (también conocida como ojo rosa) causada por virus o bacterias.
  • Inflamación del iris o la córnea.
  • Alergias (por ejemplo, debidas al polen, al pelo de los animales o a los cosméticos).
  • Lentes de contacto, uso de lentes de contacto durante demasiado tiempo o mala higiene de las lentes de contacto.

El enrojecimiento de los ojos es un síntoma de algunas enfermedades oculares como conjuntivitis, queratitis (inflamación de la córnea la córnea), epiescleritis (inflamación del tejido de la esclerótica) o los párpados, el glaucoma o el herpes ocular, así como los tumores. Estos casos deben ser evaluados por un oftalmólogo para que puedas recibir el mejor tratamiento posible

Si has sufrido una lesión en el ojo -con un objeto punzante, por ejemplo- y te ha provocado el enrojecimiento del ojo, debes ponerte en contacto con un oftalmólogo inmediatamente.

Síntomas de los ojos rojos

Como el nombre del problema sugiere, el enrojecimiento de los ojos es el síntoma más común de los ojos rojos. Cualquier otro síntoma que lo acompañe depende de la causa. Es posible sentir incomodidad, ardor o picor. En algunos casos, es posible que haya ojos llorosos y párpados hinchados.

Si se trata de una infección bacteriana, también puede producirse una secreción blanquecina y ojos pegajosos. Algunas personas también se vuelven más sensibles a la luz o experimentan un leve dolor en los ojos.

Las alergias suelen provocar el enrojecimiento de los ojos y el goteo de la nariz.

Identificar los síntomas puede ser útil para averiguar la causa de sus ojos rojos. Dependiendo de la causa, es aconsejable consultar a un oftalmólogo, especialmente si sientes alguno de los siguientes síntomas:

  • Dolor intenso
  • Visión borrosa o sensibilidad a la luz
  • Fiebre
  • Náuseas y vómitos

¿Cómo eliminar los ojos rojos?

Inserting eye drops

Los tratamientos para los ojos rojos pueden ser muy variados. Si tus ojos rojos se deben a la falta de sueño, la solución es descansar lo suficiente. Si sufres alergias, trata de encontrar la causa y evitarla. Por ejemplo, si tienes alergia al polen, unas gafas de sol bien ajustadas pueden ayudarte.

Si sufres dolor y tienes los ojos muy enrojecidos, tu oftalmólogo te hará una historia clínica detallada. Es importante averiguar las causas  y cuáles son exactamente los síntomas que acompañan a el malestar. Un examen del segmento anterior del ojo puede aportar claridad. Esto ayudará al médico a sugerir el mejor tratamiento posible para usted.

Para combatir el enrojecimiento de los ojos se suelen utilizar diversas pomadas, gotas o geles oculares. En el caso de la conjuntivitis bacteriana, suelen utilizarse pomadas y gotas antibióticas. Sin embargo, si se trata de una alergia, se recetan antihistamínicos.

Las mejores gotas para los ojos rojos

Si sientes los ojos excesivamente secos, las gotas o geles oculares pueden minimizar las molestias:

Optiv eye drops

Optive

Meller BIO KAROO ALL BLACK

Max OptiFresh

Remedios caseros para los ojos rojos

¿Qué puedes hacer para evitar el enrojecimiento de los ojos? Lo primero, tener a una buena higiene y tocarse los ojos sólo después de haberse lavado las manos. Evita frotarte o rascartee en exceso. Además, las compresas refrescantes suelen ser agradables para los ojos. Por último, beber mucha agua también ayuda a combatir la sequedad y el enrojecimiento de los ojos.

Es importante descansar lo suficiente, así como evitar los vientos fuertes y la luz solar extrema. Unas gafas de sol de calidad te protegerán de la exposición excesiva a los rayos UV y pueden evitar el enrojecimiento de los ojos.

Ojos rojos con lentillas

Si eres usuario de lentes de contacto y tienes los ojos rojos, lo mejor es que te pongas las gafas para aliviar un poco tus ojos. 

Si las lentes de contacto te provocan continuamente el enrojecimiento de los ojos, debes acudir a tu óptico. Ellos examinarán tus ojos y tus lentillas. La causa suele ser una mala higiene o el uso de las mismas durante demasiado tiempo. Sigue siempre las instrucciones de tu óptico sobre el almacenamiento y la limpieza de tus lentillas.