Iniciar sesión

Determina tu ojo dominante en 4 sencillos pasos

El dominio del ojo – o lo que técnicamente se conoce como dominio ocular – nos afecta a todos. Esto es porque todos y cada uno de nosotros tenemos un ojo dominante y un ojo no dominante. Muy raramente dominan ambos ojos al mismo tiempo.

Aproximadamente dos tercios de las personas son diestras, por lo que para la mayoría se puede suponer que no solo la mano derecha sino también el ojo derecho es dominante. Si el ojo y la mano dominantes están en lados diferentes del cuerpo, se conoce como lateralidad cruzada o dominancia cruzada.

Pero, ¿por qué es tan importante determinar el ojo dominante? Los optometristas de Lentiamo tienen la respuesta.

¿Por qué es relevante conocer el ojo dominante?

El dominio del ojo es fundamental para todos los usuarios de gafas y usuarios de lentillas. Especialmente si sufren de presbicia y usan lentillas multifocales. Con lentillas o gafas multifocales, el ojo dominante se corrige perfectamente para la distancia, mientras que el ojo no dominante se corrige para la visión de cerca. Dado que las lentes multifocales consisten en círculos concéntricos de diferentes dioptrías, el cerebro recibe muchas imágenes diferentes, lo que da como resultado una imagen clara que se crea a partir de todas estas imágenes en un instante. Un pequeño milagro, ¿no?

Pero conocer el ojo dominante no solo es importante para los usuarios de lentes de contacto y gafas. El ojo dominante también es un factor importante en la fotografía y, por supuesto, en los deportes (por ejemplo, tiro con arco, paintball, béisbol, golf, etc.), donde se enfoca el objeto con un solo ojo abierto.

¿Cuál es tu ojo dominante?

Si tienes citas regulares con tu oftalmólogo u óptico, ellos pueden responder rápidamente tu pregunta. De lo contrario, tendrás que conocer tu ojo dominante de una forma diferente.

En la prescripción de gafas graduadas la información sobre el ojo dominante lamentablemente no está disponible, ya que no es necesaria para la producción de las gafas.

Pero si usas lentes de contacto, puedes encontrar la información en la prescripción de tus lentes de contacto: el ojo dominante se llama “D” y el ojo no dominante se llama “N”. Sin embargo, incluso las prescripciones de lentes no siempre te dicen cuál es tu ojo dominante. El dominio del ojo a veces está “oculto” en la refracción.

Haz la prueba: determina tu ojo dominante

Prueba de ojo dominante

¿No puedes encontrar tu ojo dominante en tu lentilla o en la prescripción de tus gafas? Entonces simplemente realiza nuestra prueba para determinar tu ojo dominante.

  1. Coloca tus manos una encima de la otra con el dorso de la mano hacia arriba de modo que los dedos pulgar e índice formen un triángulo.
  2. Ahora estira los brazos hacia adelante.
  3. Escoge un objeto pequeño (máximo de 4 pulgadas de tamaño) que esté a unos 10 pies de distancia de ti.
  4. Luego cierra cada ojo alternativamente.
Resultados: ¿Al cerrar un ojo, no pasa nada? ¿El objeto permanece visible y reconocible a través del triángulo? Entonces este ojo es probablemente tu ojo dominante. Sin embargo, al cerrar el otro ojo, el objeto desaparece repentinamente del triángulo, o cambia de tal manera que ya no puedes verlo a través de tus manos. Entonces este ojo no puede ser tu ojo dominante y el otro ojo domina.

Esta prueba está diseñada para ayudarte a determinar tu ojo dominante. Sin embargo, si deseas un resultado 100% correcto, habla con tu óptico u oftalmólogo.

Nuestro equipo de atención al cliente también estará encantado de ayudarte. Contáctanos en info@lentiamo.es o déjanos un comentario.

¿Te gusta este articulo? Compartir con tus amigos.

¡No te pierdas ninguna noticia importante.

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Información básica de protección de datos

Enviar Comentario

    No hay preguntas

    *Campos obligatorios

    Productos más vendidos